¿Cuándo la comunicación se vuelve un problema?

Problemas de comunicación
Problemas de comunicación en la relación de pareja



La comunicación afectiva como asertiva es uno de los pilares de una buena relación de pareja, cuando esta fluye en ambas direcciones, genera un vínculo sano en la relación de pareja, que motiva a la misma para la construcción diaria del vínculo sano, así como a lo que denominamos amor (definición, muy propia para cada persona y pareja).

La comunicación como pilar que sostiene una relación, también puede convertirse en lo opuesto, generando una relación de pareja disfuncional cuando esta se caracteriza por ser agresiva explicita, y en otros casos al generar confusión y degradación como es el caso de la comunicación del tipo doble vinculo, en la que la agresión se disfraza y genera secuelas emocionales. Por ejemplo: eres tan dulce que me generas indigestión. En un primer momento se emite un mensaje que señala que es una persona dulce y socialmente aceptable, y en un segundo nivel indica que genera malestar.  Aquello arma una relación caracterizada por la patología.

La comunicación muchas veces se carga de mensajes de descalificación cuando es agresiva y explicita al generar mensajes de connotación negativa y con analogías que generan malestar, al respecto se puede señalar: te comportas como un burro, aquello denota agresión y degradación al trasladar al otro como un símil de la fauna.

La comunicación puede generar una autoestima alta y consolidar una pareja como generar problemas de salud mental.


La agresión no solo afecta a quien se encuentra dirigida, si no que  afecta al entorno donde la pareja se desarrolla, en la que se pueden estar presente: hijos, padres, familiares, amistades, etc.
Muchas veces lo agresores piden disculpas, luego del suceso, prometiendo que no se volverá a repetir, es importante para quien es víctima evaluar si realmente se detuvo la agresión y solo fue producto de un suceso aislado, en el caso de ser un comportamiento frecuente es necesario la intervención psicológica, con la finalidad de preservar la salud mental de ambos miembros.

La intervención psicológica principalmente se dirige a quien agrede, y es necesaria también para quien la sufre, existen muchas parejas que normalizan la agresión en sus vidas, muchas de ellas por venir de un contexto disfuncional. Quien tolera la agresión también presenta un problema, desde el convivir con la psicopatología, mayormente el punto de inicio de la intervención es la autoestima.
En relación al tema, los celos no son una expresión de amor, son una expresión de la propia inseguridad, en el afán de control se vulnera al otro y este tiene que dejar de lado una vida normal para adaptarse a los pedidos de quien va a forzar una relación caracterizado por el comportamiento disfuncional.

Una relación normal contempla los espacios para cada miembro, sin caer a un comportamiento de  soltero/a, en la que se respeta los acuerdos y prima una comunicación sana, como con la capacidad de dialogo y resolución de conflictos.

Psicólogo Alvaro Silva Távara
C.Ps.P. nº 7425
Atención previa cita al 980-980-808
Dirección: Jr. Hualcan 1565 – Urb. Palmas Reales – Los Olivos – Lima.