CRITICAS Y SARCASMO FORMAS DE VIOLENTAR EN PAREJA


Las criticas y el sarcasmo frecuente se convierten en formas de violencia psicológica en la relación de pareja

Generando distancia agotamiento para proseguir una relación. De las parejas entrevistas se ha observado que sus miembros presentan una comunicación cargada de criticas negativas, orientadas a destruir la estima del otro. El ejercicio de las criticas constantes en las discusiones y peleas van a generar distancias que se profundizan que no son sencillas de procesar y entender. ¿Cómo una persona que refiere amar o querer, puede generar tanto daño? (inquietud que plantea un consultante). 

Las criticas indudablemte generan daño, convirtiéndose en un tipo de agresión psicológica que se hacen presenten en momentos de discusión, en algunos casos ante la lucha de querer tener la razón, o al manipular para obtenerla.

El lenguaje sarcastico e ironico 

Son otras manifestaciones de violencia en la  pareja, como al preguntar constantemente si entendió  lo que se menciona en la pareja, aduciendo en otro nivel de la comunicación que se carece de dicha capacidad, la agresión se hace presente convertirse como explicita a través del juego de palabras, la entonación, la imitación entre otros.
La comunicación  en la relación de pareja, se convierte en un mecanismo de violentar a la pareja, generando en algunos casos confusión.

El atribuir diminutivos, afirmaciones de ausencia de capacidades son otras formas de descalificación y de violencia emocional, expresiones como “es tontita cuando le conviene”, “no entiende”, “nunca puede hacer nada bien” se observa en estos casos la negación de capacidades y minimización.
Hay muchas formas de violentar y hacer daño y la psicológica no va a dejar huella física pero se perpetua a través del sufrimiento, el comportamiento agresivo se disfraza en la relación de pareja.
La agresión presenta diversas manifestaciones, y en la pareja el efecto es la daño psicológico, al ser este constante y como modo de relación, sus niveles van a variar en función de los niveles de preservación del si mismo, como de los recursos personales que se disponga.

En la agresión psicológica pueden ser victimas ambos miembros y no solamente uno.

Su efecto puede ampliarse a miembros de la familia que observan o son testigos como los hijos al observar el comportamiento que genera humillación y mayormente sufrimiento en el miembro donde existe un nivel de apego.

Psicologo Alvaro Silva
Atención previa cita en el distrito de Los Olivos – Lima.