¿Qué es la terapia de pareja y para que sirve?




Es una forma de psicoterapia, así como existe la terapia individual y la de familia. La terapia de pareja se encuentra dirigida a las personas que presentan un vinculo afectivo, parejas indiferentemente de la orientación sexual, convivientes,  casados, etc., el vinculo establecido a través  lo definen como pareja en sus diversas variantes. 
Uno de los problemas más frecuentes y abordados en terapia de pareja es el de la comunicación, que genera un conjunto de patrones de comportamiento disfuncional que va a generar distorsiones en la forma de relación con el otro y que salen de lo normal. Los problemas de mayor intensidad en las parejas nos observamos a través de la violencia en su manifestaciones de agresión verbal, psicológica, sexual, económica, etcétera.

La terapia de pareja se orienta a mejorar el tipo de relación entre sus miembros, con la finalidad de encontrar solución a sus problemas y que la pareja aprenda a resolver los conflictos cotidianos.

El proceso de separación y la intervención desde la terapia:



Las parejas van atravesar crisis, la separación definitiva o divorcio; engloba una crisis mayor, dado que los miembros de la pareja decidieron convivir con un proyecto de vida. El conformar una familia, desarrollar proyectos en común, etcétera. Con el divorcio o separación definitiva todo aquello se va a involucrar en un proceso de inestabilidad.

Muchas parejas deciden seguir juntas, pero con una separación emocional o también conocida como divorcio emocional, a través de la cual se convierten en padres mayormente, y viven en un mismo espacio con la finalidad de que los hijos no pierdan a la pareja parental. En otros casos definen realizar una separación en la cual no se dan los roles de una pareja de padres. En la actualidad es frecuente observar el incremento de parejas separadas y de hijos con padres separados. Sin embargo, es también frecuente observar un efecto negativo en el comportamiento de los hijos. En el caso de presentar una pareja disfuncional, va generar también secuelas en la familia.

Muchas las parejas no se separan por un evento determinado, sino se separan por un conjunto de situaciones que han ido minando la relación, y un evento muchas veces de no gran envergadura es la que detona una relación donde la tolerancia y el malestar estaban instaurados.

Parafraseando la frase, no es la gota que revienta el vaso de agua, sino el conjunto de gotas acumuladas en este que generan una presión para que el recipiente se quiebre.
El proceso de interacción de la pareja, expuesta a diversas situaciones de estrés va a debilitar la relación misma. De ahí la importancia de abordar los problemas oportunamente en la relación de pareja y evitar postergar su intervención.

El INEI reporto más de 15 mil divorcios que se realizaron en el Perú A nivel nacional, en el año 2016 y según información proporcionada por el RENIEC, se inscribieron 15 mil 109 divorcios, siendo el departamento de Lima el que registró mayor número de divorcios (10 mil 20); mientras que, en Madre de Dios solo reportó un divorcio.

En la presente estadística no se encuentran por ejemplo reflejadas las uniones de convivencia y separaciones de las mismas.