VIOLENCIA EN LA COMUNICACIÓN Y DAÑO PSICOLÓGICO

VIOLENCIA PSICOLÓGICA


La violencia en la comunicación de la pareja y familia muchas veces pasa desapercibida cuando esta se encuentra normalizada o se considera  que no genera daño por no observarse secuelas físicas. Sin embargo la violencia en la comunicación genera malestar en la mente de quienes la padecen por un agente que violenta.

La comunicación puede ser verbal y no verbal tradicionalmente, sin embargo en la actualidad tenemos un nuevo campo, el ámbito de lo virtual,  donde la violencia en las parejas es muy frecuente y reciproco, sin embargo el nivel de daño es intenso. La violencia en la comunicación por sus características encajaría en el marco de la violencia psicológa.

En nuestro medio las parejas atraviesan por violencia física como psicológica, sin embargo, la primera es por la cual se activa los mecanismos de protección por parte del estado, pero pareciera que existe la creencia en nuestro medio que la violencia psicológica es de menor impacto y mas compleja de valorar y demostrar.

Sin embargo, los casos de violencia física se   caracterizan por presentar un desequilibrio en su salud emocional y secuelas en su salud psicológica del perpetrador. En otros casos presentan trastornos de personalidad.

Las parejas cuando atraviesan episodios de violencia, mayormente se d
los episodios de violencia física. Se presenta un “halo benigno” hacia la violencia psicológica cuando ambas generan “cicatrices” en quienes la padecen.

El tratar peyorativamente a un miembro de la pareja como “loca” ya es violencia psicológica,  o presentar un comportamiento y actitud de descalificación también es violento al atribuir adjetivos negativos: Tonta, tonto, mala “persona”, etc.

La comunicación adjetivada de negatividad es violenta, la comunicación via virtual tratando en textos como en whatsapp aspectos de dificultad de la pareja es llevar la violencia psicológica a otros ámbitos como del familiar al laboral. Teniendo el efecto de generar un daño que se perpetua, donde quienes son víctimas podrán perennizar los textos escritos en el móvil. El sufrimiento en ambos es intenso e incluso podrá impedir un proceso de reconciliación, por los efectos y residuos que generan. Que pueden ser leídos y releídos y enmarcando la relación en un proceso de separación.
“La flecha lanzada y la palabra expresada no pueden volverse atrás” habría que agregar, las palabras escritas en los dispositivos móviles, las discusiones en la pareja se llevan a un nuevo escenario mucho más cruel y duro, donde ambos miembros de la pareja descargan sus afectos y malestar, sin embargo, la reconciliación ante la descarga de la agresión se complejiza.

Las relaciones de pareja se pueden recuperar, sin embargo, aquello también depende del nivel de preservación de la misma. Relaciones deterioraradas, que presenten niveles altos de deterioro por violencia psicológica va a requerir un involucramiento sincero de ambos miembros para mejorar como individuo y relación.

Psicólogo Alvaro Silva Távara
Atención previa cita en el distrito de Los Olivos. Teléfono: 980-980-808
Más nuevas