Como sobrevivir a una separación


Perdida de la pareja


La terapia de pareja tiene sus alcances y limites; el una pareja se salve como relación implica también el grado de deterioro de la relación. En variadas ocasiones la pareja asiste por presión de un miembro a terapia pero con la relación muy lastimada. Una relación también llega a su fin, cuando no se le ha brindado cuidado oportunamente. Los motivos de una separación son variados, entre los más frecuentes encontramos:

  • Violencia de pareja y familia
  • Violencia económica
  • Intensión de cambio
  • Constantes promesas de cambio
  • Saturación laboral por uno o ambos miembros
  • Infidelidad
  • Desamor
  • Insatisfacción sexual
  • Mentiras y promesas incumplidas


La relación de pareja en la medida que se desgasta ante la ausencia de mejora, puede concluir en una separación definitiva.

Cuando se consolida una separación y un miembro no desea separarse, es aquel miembro quien va a sufrir con mayor impacto. Algunas pareja  no veían venir un proceso de separación (muchas de ellas han negado los problemas). Es importante observar los cambios en la relación.

Si una separación es innegable, debido a que uno de  los miembros lo definió y su postura es final. Mayormente uno de los miembros ya se encuentra con un nivel de preparación para la separación y el otro miembro queda sumido en una crisis.

La separación en la gran mayoría de casos implica atravesar un crisis.

La separación de la pareja implica asumir una perdida como errores en la relación, lo cual va a generar una desorganización que puede impactar en los estudios, lo laboral, familia, relaciones de amigos, autoestima, etc.

La terapia psicológica individual es de gran importancia en el proceso de acompañamiento a una perdida y procesarla, así como el tener acceso a una red social de apoyo, el evitar quedarse solo, emprender alguna actividad que facilite el manejo del tiempo libre, entre otros.