Cuando una pareja es nociva

Problemas en la relación de pareja

Las parejas se unen por diversos motivos, en ocasiones es por soledad, en otros casos ante ausencias y déficits personales.  Los motivos son variados, sin embargo si en la relación existe maltrato psicológico como físico, y otras formas de manejo (manipulación), la separación es lo recomendable.
Lo que sucede en la relación de pareja es mayormente responsabilidad de ambos miembros, salvo que alguno de los miembros presente un cuadro psiquiátrico declarado.

Lo que se espera en una relación de pareja saludable psicológicamente son mayormente momentos de paz, tranquilidad, y afectos recíprocos. Las dificultades van a existir conjuntamente con los problemas, pero estos no deben ser los que definan la relación expresados como situaciones de dolor y sufrimiento de uno o ambos miembros.
En el caso de que la experiencia en el vínculo de pareja sea caracterizado por agotamiento emocional, sufrimiento y malestar. Es importante replantearse si es lo que se espera como relación.

Las relaciones de pareja cuando llegan a su fin por uno de los miembros o ambos, es recomendable que se replantee el seguir juntos.

La terapia de pareja va a servir para que los consultantes definan, esclarezcan y acuerden su rumbo.  Las parejas pueden darse una segunda oportunidad cuando en ambos miembros existe aún relación en el caso de que no se de, el forzar al otro, solo generará el dilatar el malestar que podrá emerger bajo otra forma de expresión.

Una pareja se convierte en nociva cuando producto de las diferencias y el desgaste, está llega a la violencia física como psicológica. Lo cual puede desencadenar otros tipos de violencia como relaciónes que generan sufrimiento.

La terapia de pareja permite a través de la exploración del vínculo, el tipo de relación, plantear alternativas ante su vivencia. No todas siguen juntas, considerando que el seguir juntos no es sano cuando el bienestar de uno de los miembros o ambos es el costo.  El bienestar psicológico es un fin de la terapia de pareja en ambos miembros como en la relación.