Atención terapéutica garantizada en terapia de pareja por más de 17 años de experiencia como psicólogo y especializaciones en Buenos Aires y Chile

Perder una pareja: Proceso de separación Separación de la pareja Las parejas no se pierden por un acto, salvo algunas excepciones...

PERDER A UNA PAREJA


Perder una pareja: Proceso de separación

Perdida de la pareja - crisis
Separación de la pareja

Las parejas no se pierden por un acto, salvo algunas excepciones de situaciones graves, mayormente lo cotidiano es lo que deteriora la relación en la pareja.

Los problemas de pareja no resueltos van a generar problemas en la relación.  Dificultades relacionadas a tomar acuerdos,  el que uno de los miembros asuma un rol de víctima, manipular para tomar el control, tomar decisiones por ambos sin consenso, dificultad para el control de impulsos, agresiones psicológicas y físicas.

Los acuerdos son necesarios en toda pareja, sin embargo, encontramos relaciones en la que “uno de los miembros prefiere salirse con la suya”, lo cual puede ser tolerado por un tiempo, sin embargo, la tolerancia no es “eterna” y puede desembocar en riñas como con discrepancias que con el continuo de la relación desembocan en procesos de separación.

En ocasiones en las relaciones de pareja uno de los miembros asume un rol de victima. Lo cual permite tener cierto tipo de control sobre el miembro y la relación, sin embargo, la manipulación en la relación no dura, en algún momento va a generar malestar. El que uno de los miembros sea siempre el que ceda a las demandas en la relación generara un nivel de disconformidad.

El tomar decisiones en la relación sin consultar con el otro miembro, desde lo domestico a mayores niveles de envergadura, de por si genera un nivel de malestar como relación. Como la anulación del otro. En estos casos, los reclamos son frecuentes. Salvo que se acuerde la delegación de responsabilidades.

La agresión física y psicológica daña a cualquier relación. Donde es importante que la pareja evite toda forma de agresión ya que esta impacta en la autoestima de sus miembros y genera secuelas psicológicas cuando estas se convierten en un modo de vida en la relación de pareja.
Cuando el control de impulsos se encuentra ausente, los daños pueden ser irreparables en la relación de pareja tanto por el daño al Self, las emociones, autoestima y autoimagen, como al nivel físico, donde una separación temporal es lo recomendable, así como asumir un proceso de terapia individual como de pareja.

Psicólogo Alvaro Silva Távara
Psicólogo – Psicoterapeuta.

Atención previa cita al teléfono: 980-980-808

Distrito de Los Olivos - Lima.