PSICOLOGO ALVARO SILVA T: 980-980-808 | LIMA - PERU

jueves, 14 de diciembre de 2017

PSICODRAMA

La presente es el desarrollo de una monografia sobre el psicodrama desarrollada por estudiantes del curso psicoterapia de grupo de la Universidad Cesar Vallejo - Filial Piura.

Me parece interesante colgarla en el blog de psicoayuda, por considerar que aportara a la difusión del psicodrama en nuestro medio.

Alvaro Silva Távara

Psicólogo - Psicodramatista.
Psicoterapeuta en Psicoterapias Psicoanaliticas.

* La presente monografía a través del software de autenticidad logro un 22% de coincidencia, existiendo aspectos a mejorar, lo cual no resta merito al aporte de los interesados.





FACULTAD DE HUMANIDADES

ESCUELA PROFESIONAL DE PSICOLOGIA

ALUMNOS

Chávez Ayala, Christian
Pingo Martínez, Paula Vanesa
Rodriguez Huertas, Alexandra Sóphia
Zapata Goicochea Alondra  Thalía.

DOCENTE

                                               Álvaro Silva Távara

                        TEMA
                                                    Psicodrama







INDICE









INTRODUCCIÓN

Desde que la psicología surgió en la sociedad impactando cruelmente a la realidad, muchas escuelas, ponentes, teorías, han ido desligándose independientemente de esta ciencia. Muchos objetos de estudio caen en discrepancia y, la forma de entendimiento del comportamiento, el dinamismo, o lo procesos mentales, los cuales presentan  sus propios aportes.
Es casi imposible creer que, a través de la escenificación, representación, o actuación se aborde la problemática humana (puntos que están siendo olvidados y que solamente los cultos disfrutan más de esto), sin embargo, al hablar de mentalidad, hasta el objeto más insignificante puede explicar una forma de actuar y promover una intervención basada en métodos fundamentados en experimentaciones realistas.

El psicodrama, en la actualidad es una teoría y técnica en  psicoterapia y en boca de muchos especialistas el  psicodrama se presenta  con orientación conductual, sistémica, gestáltica y humanista, es considerado como una forma, manera o representación de hacer terapia, psicoterapia sobre uno o un conjunto de personas, haciendo uso especial de las herramientas de la escenificación. Otros, simplemente consideran al psicodrama como un apoyo psicoterapéutico que no consiste en algo más que la representación dramática por parte de los presentes acerca de acontecimientos, eventualidades, acciones pasadas o futuras, reales o imaginarios, externos o internos, con la finalidad de evocar sentimientos y, a través de una forma de ensayo y error, dar solución a estas situaciones conflictivas. Como principal representante se situó Jacob Levy Moreno que, al observar la catarsis en el teatro y basándose en los principios de la psicoterapia de grupo, propuso una nueva teoría que, en la actualidad, sus frutos son inalcanzables.





BIOGRAFIA DE JACOB LEVY MORENO

El creador del psicodrama, fundador y principal desarrollador del psicodrama fue Jacob Levy Moreno, nacido en el año de 1889, fue un especialista en la carrera de psiquiatría, de ahí es donde parte su principal interés por integrar técnicas psiquiátricas al estudio de nuevas formas de intervención para trabajar con personas no solo de manera individual, sino también de manera integral.
Moreno fue en busca de nuevos conocimientos y explorando diversas disciplinas, antes de que intentara emigrar a Norte  América, instaló sus raíces en el espacio de tierra fértil llamado Víena donde, en un primer momento, instituyó el “Teatro espontáneo o más reconocido como el teatro de la espontaneidad“, que no reside nada más en que cada representante o integrante de un grupo de trabajo tiene que improvisar su papel. De aquí, del nombre de espontaneidad, es que salen sus principios fundamentales: la catarsis, espontaneidad y creatividad.

Ya por el año 1926, Jacob Levy Moreno, bajo su perspectiva, su modelo de intervención servían para obtener resultados positivos, emigra a estados unidos y se dedica únicamente a realizar toda una serie de investigaciones de carácter sociológicas.







PSICODRAMA
·                     ¿QUÉ ES PSICODRAMA?
El psicodrama, considerado como una técnica, metodología, y también como una teoría, tiene como función principal la de poner al participante sobre un escenario y que este pueda representar, a partir de la evocación y la dramatización, una serie de situaciones conflictivas previas o crear imágenes futuras que de alguna u otra manera generen malestar o conflicto en su persona, le impida el optimo desasarrollo. Se trata de crear un espacio donde este personaje pueda resolver sus problemas a partir de un ensayo y error, con la visión personal y perspectiva colectiva, con la ayuda otros actores que, al igual que el representante terapéutico, irán generando comentarios, ideas, soluciones que acatarlas o no depende unicamente de la persona que sale a representar su situación. Sin embargo, esta teoría y método de trabajo no sirve unicamente para intervenir y ayudar al paciente a encontrar la luz de la salida, si no tambien que tiene como función alterna el de diagnosticar distintas personalidades, situaciones, emociones, y a partir de este trabajo, se pueda crear un tratamiento, un modelo de intervención que se pueda utilizar adjuntando los principios del psicodrama.
Precursores del psicodrama fundado por Jacob Levy Moreno, y con otras perspectivas, formulan que, conjeturando una adisión a su trabajo de investigación, exponen que toda la conceptualización que abarca el psicodrama como teoría en la intervención individual y grupal, basicamente, llega a su fin como una técnica terapéutica o psicoterapeutica que, de manera íntegra, adjunta el cuerpo como herramienta fundamental, las emociones como método de expresión, el pensamiento como elemento cambiante y la conducta como el requerimiento para poder realizar todo este procedimiento actitudinal en un solo esquema.
Este método surge como inspiración conceptual del teatro que, en aquel tiempo, era fundado en la improvisación y dado de manera grupal, claramente prácticado bajo una noción de estructura pero vocalmente aleatorio, que han hecho hincapie en la aparición, en los años posteriores, a una distinta serie de planteamientos que han permitido a la comunidad de la psicología, acercarse más a la intervención eficiente de la psicoterapia individual.
Si bien es cierto, la vida de Jacob Levy Moreno fue muy, muy tediosa. Empezando principalmente por los primeros años que descartó todo nombre que no se adjunte a psicoterapia de grupo, sin embargo, como su aspiración a encontrar un método y darse cuenta que al actuar, la catarsis podía darse de una forma positiva para los actores, empezó a realizar la experimentación de esta teoría con niños, adultos, parejas, inclusive familias. Los primeros trabajos fracasaron, sin embargo, se dio cuenta que la noción sistémica debería darse con total precisión. Darle valor a los autores, darle la misma importancia de roles, no menospreciar a cualquier actor que intente darse a conocer. Los procesos que conformarían el sistema final de una teoría completamente aceptable deberían acatarse con cierta rigurosidad puesto que, al haber discrepancia o cierto nivel de inequidad, todo el procedimiento terapéutico podría venirse abajo.
En el ámbito que se genera al trabajar el psicodrama de manera profesional y ética, se logran intensificar de manera explosiva los sentimientos y las emociones siempre y cuando el representante o participante proporcione una pisca de voluntad que logre engancharlo con el trabajo de manera que, pasada la etapa de caldeamiento, sea capaz de revivir, recrear, recordar una serie de situaciones contextualidas con la diferencia de que en este caso se dá en un contexto protegido, serguro, fortalecido por un especialista que a cualquier flujo frágil y quebrantamiento del trayecto intervenga, ayudando a que el paciente pueda reinterpretar, darle un nuevo significado pero que esta vez sea de forma adecuada y sana, a aquellas eventualidades conflictivas por las que pasa el sujeto facilitando la creación de respuestas nuevas (creatividad) más adaptativas (proceso de adaptación). Este punto es muy importante, irrelevantemente crucial para el proceso psicoterapeutico puesto que si en alguna oportunidad logramos revivir o conectamos al paciente con una escena conflictiva y no la cerramos o siempre llevamos a cabo la misma respuesta, lo que se estaría consiguiendo, como arma de doble filo, sería una retraumatización.
Este medio implica explorar bajo los estándares que implica la acción, no únicamente aquello que representan literalmente y subjetivamente los acontecimientos históricos que se evocan, sino también busca encontrar qué es lo más importante para el paciente: la dimensión que logra elegirse y separarse de aquellos acontecimientos psicológicos que por un hábito general, mediante las en las representaciones dramáticas convencionales como el teatro, la escenificacion, los esquetch coloquialmente hablando, no suelen surgir: el proceso de pensar mediante medios no verbalizados, los encuentros con aquellas personas que no están presentes, representaciones de fantasías sobre lo que los otros pueden estar sintiendo o pensando, inclusive actuar sobre un futuro imaginado con una serie de recursos que conllevan a la satisfacción del paciente o grupo de trabajo.
El psicodrama, empleado en la práctica, puede emplearse con todo tipo de rasgos y trastornos mentales como cuadros depresivos, eufóricos, maniáticos, aunque, por alguna recomendación de precaución, es necesario contar con la preparación necesaria para actuar de manera correcta cuando se abordan cuadros psicóticos o limítrofes por un concepto de descompensación en este tipo de personalidades.
·                     ¿PARA QUÉ SIRVE EL PSICODRAMA?
Cuando queremos referirnos a la finalidad que tiene el psicodrama, como un desligue, se impone el objetivo de que una dramatización eficiente (en términos coloquiales al psicodrama), permite que el paciente tenga la capacidad de hacer cosas diferentes, tener alternativas distintas para poder actuar de forma alterna al actuar que tuvo en la escena original (siempre y cuando signifique la escenificación porque lo pasado es irremovible), de manera que en que se logre la reparación eficaz del conflicto generado. Lo que se consigue al final de cuentas es que en situaciones nuevas que se vinculen de forma directa o indirecta a la escena original, los niveles de ansiedad, estres, dolor puedan disminuir a partir de desarrollar con ayuda en el paciente distintas alternativas. Nuestra labor como psicoterapeutas no recae en cambiar el pasado de los pacientes, porque no podemos hacerlo bajo ningun criterio, teoría, sin embargo, podemos encaminar al paciente en un sendero con los recursos y herramientas necesarias para poder afrontar nuevas situaciones que, con la misma conjetura, no podemos controlar.
El psicodrama tambien sirve para poder diagnosticar frente a que tipo de personalidades, sintomatologías y enfermedades estamos tratanto.
TIPOS DE PSICODRAMA
·         Psicodrama de tipo grupal: es el más convencional y se logra con la interacción de doce y veinte participantes aproximadamente.
·         Psicodrama de tipo bipersonal. Paciente y terapéutica. Nos apoyaremos en cojines, sillas, imaginación, plastilina, títeres, disfraces, etc.
·         El psicodrama interno/convencional para el insight: Se representa, en un primer,  momento, cualquier escena imaginada personal del paciente, en donde el psicoterapeuta, con sus conpocimientos en psicodrama, va guiando desde fuera.
TÉRMINOLOGÍA PARA ENTENDER MEJOR EL PSICODRAMA:

Espontaneidad
Dice Moreno: “a menudo se referencia mi observación operacional de la franqueza del subsiguiente modo: El protagonista se ve en la condición de replicar con cierta adaptación a una nueva situación, o de una forma en cierta medida innovadora, a una posición conocida”... “al brotar, el niño se mudanza a un conjunto de descripciones totalmente extraño. No dispone de ningún gálibo para sacudir forma a sus actos. Se enfrenta a una ubicación novedad, más que en cualquier otra vez de su vida posterior. A esta respuesta de un singular ante una posición noticia – y a la nueva respuesta a una sede vieja – la hemos gustado sencillez. Para que el niño viva, esta respuesta debe ser positiva y resuelta. Debe ser alada, siguiendo el estímulo del tiempo. Esta respuesta debe ser más o excepto consonante. Debe haber vacante en los tiempos cruciales, al salvo, cierto monto habitable de este número e (espontaneidad). Ya se requiere un mínimo de sencillez en el primer término de vida”.
Catarsis
“La catarsis como conocimiento fue damasquinado por Aristóteles, que utilizó el lapso para recitar el fin puntual que ejercía el parodia griego sobre sus espectadores”. “en su Poética sostiene que el melodrama tiende a jabonar a los espectadores excitando artísticamente ciertas huellas que ocasionan una género de refrigerio de sus calimas egoístas”. “este ensimismamiento de catarsis ha llevado una mudanza revolucionaria desde que comenzó el psicodrama sistemático en Viena, en 1919. Este vuelco ha sido clarificado por el vacío del drama escrito (conservado) a favor del comedia espontáneo (psico), pasando el énfasis de los espectadores a los actores”. “en mi tratado El auditorio de la sencillez, depuesto en 1923, la noticia observación de catarsis fue ésta: Este (el psicodrama) produce un fin terapéutico, luego no en el espectador (catarsis secundaria) sino en los actores-productores que crean el tragedia y que, al mismo momento, se liberan de él”. De los antiguos griegos hemos envasado la tragedia y el proscenio, de los judíos hemos ocupado la catarsis del histrión. El espectador mismo se ha compendiado en actor”. Traer una conmoción a la equidad y vivenciarlo de nuevo, esto supone una gran catarsis emocional común como abreacción. El conocimiento de encuentro (tele y transferencia) Según Moreno “la transferencia es el florecimiento de fábulas (inconscientes) que el perseverante proyecta sobre el médica, otorgándole una cierta fascinación”. Pero Moreno destaca otro crecimiento que aún tiene cabo en el imperturbable. No todo es transferencia en los eslabones. El constante, al unísono, percibe intuitivamente no obstante con cierta rectitud, qué clase de habitante es el médica. “estas sagacidades de la actitud inmediata del médica – física, mental u otra – son las vinculaciones
Tele: Tele (del griego lejos, influencia a la lontananza) es la abstracción interna mutua de los individuos”. El coeficiente TELE es medido por los ensayos socio métrico.





            PSICODRAMA Y AUTORES:
JACOB LEVI MORENO "Las normas psicodramáticas pueden estilarse en guisa efectiva en cualquier terreno que requiera cierta acosa de las extensiones psicológicas de un trance, semejantes como la instrucción, la psicoterapia y las amigos artificiales. Comprender y referirse los asuntos actuales frecuentemente requiere un aprendizaje experiencial y de participación integrado con el test vocal y cognitivo." (Blatner, 1996, p.124).
ZERKA TOEMAN MORENO "La conducta escénica es un estado moral intermedio, un tratante entre la ensoñación y la ingenuidad. La modalidad es ficticia luego la habilidad es bastante real. La modalidad ficticia nos permite obrar cosas que igualmente se encuentran fuera de nuestro efecto jamás real, comparables como evidenciar sensaciones temidas, variar dirigentes de actitud o ostentar nuevos semblantes. Una sucesión que las hemos vivenciado, luego en estilo falsificado, estas informaciones pericias pueden amaestrar parte del elenco de nuestra vitalidad real." (Emunah, 1994, p.27). “...una noticia manera de psicoterapia que puede ser espléndidamente laboriosa. El psicodrama pone al tenaz en un tablado, adonde puede comunicar sus atolladeros con la jeringa de unos granos teatros terapéuticos. Es un razonamiento de dictamen punto como de tratamiento. Uno de sus trazos característicos es que la comparación de legajos se incluye orgánicamente en el juicio de enfoque. Se lo puede adecuar a todo tipo de quebraderos de cabeza, personales o de clan, de niños o de provectos. Mediante estructuras como las del yo auxiliar, la canción espontánea, la automóvil apertura, el soliloquio, la interpolación de resistora, se relevan notas anchuras de la mente y, lo que es más importante, se las puede rastrear en obligaciones experimentales”. “históricamente, el psicodrama representa el calado decisivo en el acceso del enfoque del gachó aislado hacia el enfoque del ejemplar en tribunal, del tratamiento del tío con procedimientos orales hacia el enfoque con sistemas de acción”.
·         Elementos:
La reunión de psicodrama se define por los subsiguientes principios: tres contextos (social, grupal y dramático), cinco medios cardinales (protagonista, proscenio, yo-auxiliar, director/a o médica y concurso) y tres caminatas (caldeamiento, dramatización y comentarios).
Contextos
Las habitantes somos sociales y en asociación vivimos, generando diferentes interacciones y ligazones que dan almacén a los grupos y redes sociales a los que pertenecemos. Los contextos a adorar en la asamblea de psicodrama son: Contexto social
Corresponde al extragrupo y es la convocatoria “realidad social”, según Moreno. El terrenal que vamos a albergar de las cualquieras que componen un comité terapéutico proviene de este contexto. En este contexto viven, en el han disgustado (Rojas Bermúdez, 1997).
Contexto grupal
El contexto grupal está compuesto por las personas que conforman el equipo terapéutico, acierto perseverante como médicas. Cada cuerpo con su idiosincrasia va a difundir un contexto con su particular optimista, lazos y crecimiento. Dentro de este contexto se va avanzar perfilando los/as protagonistas o argumentos protagónicos.
Contexto escénico

El Escenario
La comedia requiere de un globo teatral, el emplazamiento de la influencia. En ese universo elegido a tal alcance, el protagonista, con la contribución del bastonero, recrea el emplazamiento inverosímil de la tablada que va a delegar. Una clara explicación de la posición y los confines del decorado, sumada a una buena leyenda, objetivación con integrantes representativos y una minuciosa formación inclusive logra la concepción y la experiencia más completa potencial del sitio y el tiempo a reflejar, son de gran trascendencia para un eficaz granazón del psicodrama.
Las Escenas
La hacienda de la labor con escenas hace del Psicodrama un razonamiento privilegiado para ingresar a lo que realmente importa que son los adefesios, las ficciones que se perciben bajo la ajamonada laminilla de los compromisos reales de las habitantes; las estampas subyacentes tras las tablas manifiestas. Dicho de otra rutina, la escena manifiesta que se trabaja no es más que una carcasa, una escapatoria para que se pueda destapar el psiquismo, el planeta fantasmático del tenaz. Sus ayudas influyentes, sus sustos, su costumbre de estar en el globo, sus aprietos centrales.
Es esa escena subyacente, subyacente porque late, armada en el florecimiento de la decorada manifiesta, como todo el grosor del iceberg que se mantiene bajo el líquido, lo que se exploración en el labor terapéutico con tabladas.
El Psicodrama crea un intervalo privilegiado, protegido, vagón, para cascar el globo espiritual. Como un ágora adonde se despliegan los estafermos de cada uno. Y se pueden corporeizar, desdramatizar, competir con ellos, imprimir sobre uno mismo o tantear nuevos roles.
Tipos de imagen que pueden realizarse:
1)        escenas de demostración: Por ejemplo entrar a través de un tic que exprese como estoy en este tiempo, una suerte de transcurrir, un propósito personal, etc
2)        de la carrera cotidiana: Por ejemplo comiendo con la tribu, en el ajetreo etc.
3)        escenas inmediatamente experimentales que quieren ser revisadas: Por ejemplo “hace un mes tuve un combate con mi madre”
4)        escenas de un futuro yuxtapuesto: Por ejemplo los roles nuevos a optimar, colocaciones rebuscadas que se van a poblar, retos de cualquieras cercanas o colocaciones (Jubilación) que además no se han desencadenado, situaciones a enfocar (cita de ajetreo) etc.
5)        escenas centradas en las Imago: Por ejemplo decirle a mi artífice que no quiero encargarme de un trabajo que quiere que haga.
6)        escenas centradas en la lista del objetivo: Por ejemplo “con mi pareja, cuando llega a case me molesta que llegue y me vea derribada en el sofá”.
7) escenas Imaginarias (Posibles o Imposibles): Por ejemplo los anhelos, miedos, expectaciones. “me encuentro a Kate Perry en una playa”.
8)        fantasías Recurrentes: Una excentricidad temida que se le repite al constante.
9)        escenas y Juegos Estándar: Por ejemplo la expendeduría nigromante, las 3 religiosas de Bion.
10)      Escenas con lo inanimado-animales y vegetales: Por ejemplo el rosal, otro arquetipo con locos, estampa con el rol rechazado/con el que se identifican.
11) Escenas oníricas: otear temáticas, apetitos y sentimentalismos subyacentes, divos ausentes o obtusos, nacionalidad del espejismo, informes del espejismo, etc.)
12)      diálogos con el grosor o parte s del falange: Por ejemplo hablo con la panza, con los fundamentos, etc.
13)      escenas del aquí y hoy interpersonal del comité.
14)      Escenificación de informaciones de fama
15)      Escenas de solaz literarias o históricas
16)      Fantasías Rígidas.
17)      Escenas basadas en imágenes: Por ejemplo en terapia de pareja. Sculping cuando estamos perfectamente, mal, de cómo veo a mi prometida, de la exposición, de cómo me gustaría que afuera la lista, etc.
18)      Escenas de sociometría: Por ejemplo las designaciones según un criterio (el más fuerte del orden, el más seductor, etc.) utilizando las larguras, el cosmos.
19)      Escenas relacionadas con solicitudes Internas (ello-yo-superyo, ideal del yo-yo ideal, ombligos de figura, pulsiones de vida-muerte, etc.)
20)      Escenas con música, baile, teatro espontáneo: Aquí se puede dramatizar todo  
El Protagonista
Es el constante meollo de la atención de la función psicodramática. El conductor lo interviene, lo prepara para la dramatización, lo convierte en el núcleo, siendo cuidado y protegido por todo el jurado.
El protagonista es un agente vital y terapéutico en disertación con todo el bando, pues en cierto estilo podemos aseverar que representa al conjunto. Por su recital espontáneo, personal y real de una estampa conflictiva de su edad, el protagonista experimenta la veterana catarsis de la gráfica.
Después de la voladura de sus corazones extinguidos de ira, pesadumbre o disgusto, sus huellas se calman, su inducción de la sede se agudiza y aclara, y los confines de su existencia se abren hacia el futuro.
El Director
Es el agente principal en Psicodrama grupal. Su vigor, distinción, concepto de la psique, pericia y honra, dependerá muy el éxito de la junta teatral. Moreno jerga de tres clases del conductor: creador (creador de escenas), policía social (explicación de cómo está el comité y versión de éste) y médica (guapeza de prismas clínicos).
Los Auxiliares o "Yo Auxiliares" “los que auxilian al yo”
Son ayudantes terapéuticos que ocupan un punto intermedio entre el deán y el protagonista. Los yo auxiliares son los miembros del concilio que en la conducta escénica ocupan el espacio de las cabezas que forman parte del encono del protagonista, interpuesto él mismo. En circunstancias podemos topar que se le candela “doble” al yo auxiliar del protagonista.
Las características que debe recoger un yo auxiliar son afectividad, salubridad mental, integración personal y laboriosidad.
Los yoes auxiliares son siempre estimados por el protagonista, no nos sirven los potestativos. Es irremediable que el yo auxiliar conecte con el papel, en absoluto que se lo invente. Tenemos que custodiar mucho a los yo auxiliares.
El Público
El público es primordial en toda figura teatral y además se considera importante en el psicodrama. En este último incidente el público está formado por los componentes del surtido de terapia y no son pasivos, sino que participan emotivamente en la escenita, empáticamente, aprendiendo y, luego, compartiendo con el protagonista sus propias investigaciones. De todas guisas, en algunos riesgos, como en las terapias personales o las de pareja, no hay observadores reales fuera del decorado, lo cual no impide la ejecución de un eficaz psicodrama. El grupo A diferencia de otras estructuras, el equipo no constituye un conjunto de espectadores, puesto que todos y cada uno de los carajos son agentes diligentes en la energía teatral. El clan es el que prepara y facilita la averiguación y crisis psicodramática del protagonista.

Tele
Atracción o gato recíproco y lejanía entre dos o más cualquieras. Moreno hace subsistente hincapié en que Tele se distingue del ensimismamiento analítico de transferencia que se gualdrapa en la proyección de sentimentalismos, necesidades y desilusiones inmaduros a la persona del médica. Átomo social Conjunto de cualquieras que son necesarias para el funcionamiento adecuado de un singular en cada uno de sus roles. Cada una de estas cualquieras debe estar adherida violentamente al fulano por un Tele positivo. Para que el átomo social sea lustroso y constructivo debe haber reciprocidad en la selección. Si no hay reciprocidad o TV positivo, el átomo social está enfermo y la tarea del tipo se verá pequeña.

ETAPAS DE LA SESIÓN DE PSICODRAMA
Calentamiento - Caldeamiento
Una idealización con una experiencia plena y emotiva experiencia, requiere con antelación una preparación o "postura en clima". Las tareas abocadas a lograrlo, de todo individuo, configuran la primera caminata del crecimiento, denominada "calentamiento". En cada asamblea se requiere un calentamiento previo a la factura de un psicodrama, destinado en un primer periodo a gestar el "éter" para que los componentes se "conecten" con algunos de sus desasosiegos y que alguna(s) persona(s) desee(n) ejecutar su psicodrama. Luego de estimada la que será protagonista, esa persona requiere un calentamiento para rendimiento "meterse" en su tablada a significar incluso estar despabilada para vivenciarla al máximo.
Además, en todo equipo destinado a dedicarse con estos medios, se requiere una preparación general en el interior de todo el ciclo de tertulias, así las primeras sesiones y habilidades estarán abocadas a gestar la cohesión grupal, la familiaridad en el organizador, los concomitantes y el desarrollo, y adicionalmente, la desinhibición respecto a hacerse entender emotivamente, a tutelar tablas ante otras cualquieras, etc.
 Todas las laboras encaminadas a estos ceses pueden considerase pertenecientes a una estación general que denominamos "de calentamiento" internamente de la escena de asambleas.
Dentro de esta etapa, existen dos géneros de caldeamiento, inespecífico, se centra la atención en el bando, se facilita la interacción, se disminuye la agitación, incluso que surge el ambiente emocional adonde los/as brazos del grupo participan. Esto da ataque al caldeamiento específico de adonde surgirá el/a protagonista (argumento o persona).
Tipos De Caldeamiento
1)        CALDEAMIENTO INESPECÍFICO: Es por centrocampista del caldeamiento inespecífico adonde los componentes se desprenden de su filiación y tópicos sociales, permitiéndose aflojar su escuadrón y notabilidad. Es en este tiempo cuando el testamentario puede preguntar la sede psicoemocional del hatajo como un todo y de cada uno de sus cuerpos en particular, resultando de esto la generación de las localizaciones que permitirán la alternativa de un protagonista
2)        CALDEAMIENTO ESPECÍFICO: Ya que se ha sufragado el protagonista, es inconsciente que tanto éste como el jurado profundicen en el guion y se preparen para la actividad. Es en este tiempo cuando el protagonista agregado por el gerente, comienza a encauzar la posición e inicia el equipado del decorado adonde se desarrollará la tablada; localización que permitirá que el protagonista contacte con los interiores de “allá entonces” y los traiga “aquí y ahora”.
ACTUACIÓN O DRAMATIZACIÓN
La representación comienza cuando el protagonista, la escenita y el marco inmediatamente están establecidos. Puede seguirse, a través de distintos avatares de círculo y ambientes a aparentar aun su finalización. Puede ocupar desde un par de minutos incluso vencer la hora, según el acontecimiento y colocación. El ensimismamiento escénico de anuencia o desenlace, la denominada por Moreno "catarsis dramática", la representación del tacto del objetivo anhelado para la dramatización o de una distancia satisfactoria del juicio hacia el mismo, son señales (poco difíciles de especificar sin embargo, luego de cierta habilidad práctica, obedientes de recaudar) para que el bastonero considere que la representación ha impresionado a su término. Arte y criterio psicoterapéutico se unen para precisar la guisa y instante de la finalización de la cifra.
Dramatización: En ella se interpretan dignatarios y se movilizan huellas, procurando la garra de aprietos, no existe un banderín previo, el argumento es la vivacidad del/a protagonista. La dramatización moreniana sigue al teatro griego, se deja de babor los nacimientos reales de la dramatización, que son la cualquiera misma durante su pleito evolutivo, liberal de épocas y civilizaciones, hay un tiempo adonde los/as niños/as durante el estrincón interpretan jerifaltes de su círculo, esto es dramatizar de manera espontánea, indispensable para el enjuiciamiento de socialización (Rojas Bermúdez, 1997). La dramatización es el ombligo del psicodrama y lo caracteriza, el temporal atribuido por el/a protagonista se concretiza y plasma en el proscenio. Cabe exagerar que si proporcionadamente el psicodrama moreniano enfatiza el adeudamiento emocional, de golpe más experimental, el psicodrama de Rojas Bermúdez añade lo comprensivo-intelectual, la primera es “caliente”, la segunda “fría”, una dramatización intensa se puede refrescar con red de erección de tallas y una institución de placas altamente inmaterial puede caldearse con una dramatización (Rojas Bermúdez, 1997).
Compartir O Comentario:
En esta marcha se solicita a los participantes del conjunto, valoraciones sobre la dramatización en sí, se comparten experiencias, la ofrenda clave es “resonancia”, el grupo es el emergente del ejemplar (Rojas Bermúdez, 1997). Luego de finalizada la recital, el tropel apelotonado, apoderado, auxiliares y público, tiene la circunstancia de "compartir". Este tiempo está destinado a que luego de que el protagonista expuso sus interiores, mentes y agobios ante las demás cualquieras, igualmente las otras habitantes expongan los de ellas. Un objetivo importante es que el protagonista no se sienta el único con sus desasosiegos y sienta el asidero, tolerancia y renuncia de los ingredientes del concilio, que todavía pueden confesarse y parlar los suyos. Es importante, en aprobación con los objetivos letreros, no meter aquí apreciaciones, críticas tampoco "grafologías" a lo representado, sino formular leyendas, sentimentalismos o conflictos legítimos de cada uno que lengua. La falta de lealtad de esta dirección por parte de algunos cicerones, pertenecientes a supervisiones psicoterapéuticas "interpretativas", plantea oposiciones con los rudimentos aquí encabezamientos, que no es pertinente ojear acá, por no codearse con la pauta de este sufrimiento. Vi.   psicodrama Y SistÉmica Psicodrama y sistémica Moreno fue el primer médica de guardia reconocido. De hecho el psicodrama nace de una psicoterapia de prometida. Aunque sus primeras terapias no fueron tan exitosas como él hubiera anhelado (1, 3), lo cierto es que estos iniciales monstruos nos remiten a poco sustancial: La pobreza de sujetar en nota a ambos protagonistas en la dramatización. El desistimiento de uno, con la consiguiente inclinación por el otro, puede traer funestas consecuencias. Este hiriente aprendizaje le sirvió para sobrevivir en sus "años de barcas" (1), adonde sus ojeadas del contexto le llevó a presagiar el ganador de los combates de pugilato, en diligencia de los apuntes relacionales y parentescos de los oponentes. La terapia sistémica entiende los aprietos desde ambiente contextual y se focaliza en constar de y permutar las diligentes de las memorias (progenies, oficiales, etc.). López Barberá Y Población (14) definen la escena como sistema. En la grafía psicodramática se muestran las interacciones de los protagonistas y sus edades, que reflejan las del equipo de espectadores y sus propias conexiones interpersonales, estas son el reflejo del tiempo social en que el concilio se desarrolla. La hermosura mejora el concepto y lista de la patrulla. Básicamente consiste en solicitar a cada uno de los remos del parentesco que coloque al otro y luego a sí mismo en una puesta que exprese sin voces su unión en un plazo determinado. Se prostitución de una fotografía de la pareja. Se suele entablar con la situación del duplo en el actual, luego en el pasado y finalmente en el futuro. Una variante es la serie de escolta hoy en día, la deseada y la temida. Desde cada una de las estatuas los grupos expresan lo que sienten e intercambian el papel con el otro. Es una aproximación diagnosis y medicación. Es una decisión altamente interesante cuando las hablas y deshonras dificultan la vía entre los policías. Los ciclos evolutivos de la parentela diferencian los objetivos terapéuticos con los clientes: Se indica psicoterapia de grupo a una joven estudiante de 21 años, con quebraderos de cabeza relacionales con su comunidad de comienzo y la extensa. Esta última denunció a sus procreadores un consumo de narcóticas no abstraido. Como consecuencia de este estrés sufría una debilitación trascendental de la autoestima con somatizaciones digestivas (su productor era un hombruno reservado, que "tragaba" sus almas y padecía una enfermedad digestiva similar). La ideal de la terapia no es la huida de su recurso familiar, lo que sería una falsa salida y un deterioro futuro. Los objetivos más cercanos son obtener una libertad en sí misma y una comprensión a los demás que Permita comunicar sus pruritos y logre ser escuchada por sus artistas. También es importante que consiga desenvolturas bastantes de estipulación para acompañar estudiando, abatir su línea y recibir osadías afectivas propias. Estos mismos objetivos no son cabales para un gremial altruista exitoso de 35 años, el único soltero de la morada de sus autores, que acude al mismo clan. Ha afligido un suceso alienado paranoide referencial de vicio y ha trastornado a resguardarse en residencia de sus productores, abandonando los mimos sociales y la fortaleza marginal que llevaba. La fantasía relacional proporciona sostén a las secuencias que los protagonistas nos presentan y clarifican mucho el futuro. La edad futura sin bretes se concreta mucho mejor cuando se representa en la escenita, con lo que el psicodrama se adelanta varias divisiones a la terapia familiar breve centrada en posibilidades. Cuando el protagonista pasa por los diferentes dossieres de su átomo familiar o social, completa su método relacional y adquiere una abstracción más clara de su colocación. A ocasiones esta identidad es suficiente para que el sujeto rectifique su antigua guisa de representar. Así le ocurrió a una joven que durante múltiples años mantenía una certificación pluviosa con un hombre variados años máximos. Éste la seducía y al recorrido subsiguiente se presentaba con otra. Cuando ella se alejaba, él volvía a encontrarse. El ciclo se repetía continuamente. El peldaño por cada uno de los dossieres aumentó su maña de autodeterminación. La ilusión psico teatral otorga a la terapia familiar una representación más maleable y a excepción de entumecida, adonde la creatividad sirve para el fomento de la noticia de los cariños en las gentes.






                PSICODRAMA Y TEORIA SISTÉMICA
Moreno fue el primer terapeuta reconocido de pareja, en realidad el psicodrama nació desde una psicoterapia de pareja. A pesar de que sus primeras terapias no tuvieron el éxito él hubiera deseado sus primeros fracasos nos ensañan algo muy básico: La necesidad de tomar en cuenta a ambos protagonistas en el momento de la dramatización. El abandono de uno de los protagonistas trae consigo la inclinación por el otro, dando cabida a funestas consecuencias. Ese aprendizaje duro le sirvió para lograr sobrevivir en sus "años de galeras", donde sus lecturas del contexto le llevó a predecir el ganador de los combates de boxeo, en función de los datos relacionales y familiares de los contendientes.
Desde el punto de vista de la terapia sistémica se entienden los problemas desde un marco contextual focalizado desde la comprensión y el cambio de las dinámicas que existen en las relaciones de la persona. Los autores López Barberá Y Población definen la escena como sistema. En dicha representación psicodramática se visualizan las interacciones de la vida de los protagonistas, que reflejan las de los espectadores y sus relaciones interpersonales, estas son como un espejo del momento social en que el grupo se desarrolla. La escultura mejora el conocimiento y relación que existe entre la pareja. Básicamente esto consiste en solicitar a los miembros del vínculo que coloque al otro y luego a sí mismo en una postura que exprese sin palabras su relación en un momento especifico. Se trata de la representación de una fotografía de la pareja. Además se suele empezar con la situación del dúo en el presente, después en el pasado y para terminar en el futuro. Una variante es la relación de pareja actualmente, la deseada y la temida. Desde cada una de estas esculturas los miembros expresan aquellos sentimientos que sienten e intercambian el papel con el otro personaje. Es una aproximación diagnóstica y terapéutica.
Los ciclos evolutivos que se sitúan en una familia se diferencian por los objetivos terapéuticos con los clientes: Se recomienda psicoterapia de grupo a una joven estudiante de 21 años, con problemas relacionales con su familia de origen y la extensa. Esta denunció a sus padres un consumo de drogas no objetivado. Como efecto de este estrés padecía una disminución notable de la autoestima con somatizaciones digestivas.
La finalidad de la terapia no es la independencia de su medio familiar, lo que contaría como una falsa salida y un empobrecimiento futuro. Los objetivos más centrados serian lograr un mejor nivel de confianza en sí misma y una apertura hacia los demás que le de las facilidades para poder expresar sus deseos y logre ser escuchada por sus padres. Además es de suma importancia que consiga habilidades de negociación para continuar estudiando, culminar su carrera profesional y tomar decisiones afectivas propias. Estos mismos objetivos no son recomendables para un profesional liberal exitoso de 35 años, el único soltero que vive en la casa de sus padres, que asiste al mismo grupo. Ha sufrido un cuadro psicótico paranoide referencial de perjuicio y ha vuelto a refugiarse en casa de sus padres, abandonando los contactos sociales y su vida independiente.
Cuando el protagonista pasa por diferentes papeles de su entorno familiar o social, completa su sistema relacional y adquiere una percepción más clara de la situación que esta vivenciando. En ocasiones esta identificación es suficiente para que el sujeto rectifique su antigua manera de actuar.
La visión psico dramática brinda a la terapia familiar una actuación que es más flexible y con menor rigidez, donde la creatividad sirve para fomentar comunicación de los afectos en las familias.
Desde el encuentro entre Moreno y Freud, se han realizado otros no menos atractivos como los de Marx y Freud y Marx y Bakunin. Moreno y Schnitzler trabajaron juntos como dramaturgos en el teatro de la espontaneidad. Era un pequeño teatro de cá­mara, cerca de la Ópera de Viena, donde se representaban las noticias del día y allí nació el psicodrama.
El psicoanálisis brinda la relación discursiva y asociativa, que el psicodrama lleva a la escena y amplía del individuo al grupo y de lo interior al contexto. La dramatización exterioriza y pone en juego lo imaginario, con lo que permite el acceso a lo simbólico, el cual reconstituye los fragmentos perdidos de nuestra existencia. De esta forma, nuestra vida es puesta en pers­pectiva y reelaborada bajo un nuevo prisma; el de una creatividad que es espontánea, que nace cuando la dramatización cala hondo en el protagonista.
El psicodrama no solo trabaja con lo interpersonal y grupal. La relación dual del sujeto consigo mismo también es objeto de su trabajo. Este hecho resulta ser sorpresa para muchos psicoterapeutas individuales, para los que el psicodrama sólo es útil en los problemas relacionales y no en los intrapsíquicos. La acción no es solo el objetivo del psicodrama sino que además es un elemento más del mismo. La asociación libre inicial que se da entre los miembros del grupo permite que el psicodramatista trabaje con las necesidades grupales, más que con las de cada uno. Este caldeamiento inespecífico debe mucho al psicoanálisis. Recurro a él con frecuencia en los grupos de psicoterapia, porque confronta a los sujetos con sus resistencias. Sin embargo es diferente de la asociación libre individual y muestra el salto de lo individual a lo grupal. Una variante clásica es el caldeamiento en racimos, en el que subgrupos comentan sus cosas al inicio de la sesión.
Son dramatizaciones propuestas por el director y deben contar con el apoyo e interés previo del grupo para su realización. Recientemente he creado la agencia de viajes de vida. A lo largo de varias sesiones, los miembros del grupo exponen sus objetivos personales de cambio, el coste que han de abonar para su consecución y diseñan juntos el itinerario grupal. Esta dramatización grupal simbólica aumenta la cohesividad, clarifica los fines comunes y marca el desarrollo futuro del grupo.
El psicodrama no se reduce solo a la libre asociación. Existen otros tipos de modalidades de ejercicios individuales o grupales para la preparación del grupo: paseos por la escena, estiramientos corporales como desperezarse, bostezar, golpear el suelo, etc. Algunas variantes que practico con cierta asiduidad son: el ensueño dirigido (sirve para un contacto interior y una comunicación más fluida), la representación del ensueño (una variedad psicodramática que enriquece la vivencia) y la dramatización grupal simbólica (indicada en grupos inhibidos o con personas desconocidas entre sí al inicio del grupo, cuando se desea aumentar la cohesividad).
La representación exterioriza el mundo intrapsíquico de la persona y la vuelve a presentar en lo relacional. Estos hechos son terapéuticos en sí mismos, debido a que ponen distancia entre el protagonista y la acción que está realizando, por lo que permiten una reflexión más reposada.
La técnica psicodramática del cambio de roles aumenta la empatía y amplía la visión que se tiene del mundo. Un claro ejemplo es de un joven estudiante que está en psicoterapia de grupo por problemas ansioso ­ depresivos. Es el mayor de sus hermanos. Durante el divorcio de sus padres testifico a favor de su madre. Su familia vive a 400 Km. de distancia. Él vive con su abuela y se siente presionado para volver con su familia de origen. Me llama por teléfono porque quiere comentarme un tema personal, después de escucharle brevemente le remito al grupo. En sesión siguiente el comenta que su hermana acaba de terminar con su novio y él trata de acompañarla. Su novia le dice que se siente menospreciada por su hermana. Concreta esta situación en una comida que prepara su novia para los tres. En ella se aprecian los esfuerzos de su hermana por separarlos. No para de poner cara de asco a todo lo que la novia de su hermano ha cocinado con amor y dedicación. El protagonista, que no entendía bien las quejas de su novia y los motivos de su hermana para semejante comportamiento, es invitado a contemplar la escena desde fuera (técnica del espejo) y desde allí comprende lo que desde la representación no veía. Sobran las interpretaciones. La visión desde fuera le ha proporcionado un insight interior mucho más cercano a su Yo que la interpretación más acertada de un experto psicoterapeuta.
Con lo que respecta a la asociación de escenas, que combina el pensamiento psicoanalítico y psicodramático, nos dirigimos a intrapsí­quicos inexplorados. Una norma del director es guiar, acompañar al protagonista, jamás ir delante de él; para que pueda llegar hasta donde él desee. Una novicia, Teresa, lleva un año exclaustrada en la orden contemplativa por sufrir una depresi6n reactiva. Presenta un conflicto de lealtades entre su familia de origen y su vocación religiosa. Su madre, autoritaria y dominante, anula el deseo de su hija. Asociando escenas del pasado surge una en la que la madre inicia el diseño de una hija cuidadora y anulada. Allí comenzó Teresa a no poder negar nada a su madre. Con el grupo como corifeo, se le insta a gritar "¡NO!". Lo hace con algunas dificultades. Repite ese primer "¡NO!" en varias escenas encadenadas de su biografía: infancia, adolescencia y edad adulta. Pocos días después comenta que ha logrado ser más asertiva con su madre y clarificar su propio deseo. Los compañeros de terapia notan la reversión de la depresión y una mayor participación en la misma.
Además encontramos otro aspecto inherente a la situación grupal es la resonancia de escenas, aquí el inconsciente circula y se refleja en los demás componentes del grupo. Las escenas se encadenan entre ellas en una danza de representaciones que dan coherencia y movimiento a la fase grupal 'en que se encuentran.
La pulsión escoptofílica es otra importante aportación que el psicodrama de los Lemoine hace desde el psicoanálisis de Lacan. Aun­que la fase del espejo de Lacan es la contribución más interesante, no hay duda de que los Lemoine dieron lugar a un psicodrama que va más allá del discurso. La realidad del grupo es mucho más que la suma de los individuos y en el psicodrama individual participan al menos dos personajes, el sujeto y su relación, además del psicoterapeuta. Un ejemplo es el trabajo psicodramático con un psicótico y sus voces en un grupo de personas con trastornos neuróticos. ·Cada voz se encarna en el cuerpo de una persona. Juntas forman un coro y él es el director. A los asistentes y participantes (en los grupos de terapia los clientes son también Yoes auxiliares) no les resuena este trastorno, tan alejado aparentemente de sus problemáticas. El protagonista crea su propia melodía mejorando su autoconcepto, si lo desea, o mantiene su propia visión, como un fúnebre y tenebroso Miserere. En esta escena el sujeto no está apresado por su inconsciente, sino que domina su forma de ser y se responsabiliza de sus actos.
En el psicodrama de los sueños la interpretación y el análisis van más allá del inventor del inconsciente. El diván se extiende a toda la sala y al conjunto de su vida. En una primera aproximación el sujeto recrea en la sala su dormitorio, éste aporta multitud de datos sobre su personalidad y forma de ser. Se va a la cama, se desnuda y comienza a dormir. Desde la cama se introduce en el sueño y lo representa.
El grupo análisis, que participa de la topología de Lewin, entiende también el grupo como algo más que la suma de individuos. Las fases grupales que describen determinan las actividades más convenientes en cada momento grupal. Estas aportaciones son muy prácticas para el terapeuta grupal y le permiten una lectura del grupo con más de una perspectiva. De hecho, la dramatización de un protagonista, representa a una serie de miembros del grupo y tiene una conexión con el momento grupal, la evolución del mismo y la situación social del país. Sin embargo, la reducción al ámbito verbal y la noción de acting out (levantarse de la silla) diferencia el grupo análisis del psicodrama. Este último permite una visión más flexible del dolor humano y una ampliación del repertorio grupo analítico. El psicodrama recibe del primero una visión más holista del conjunto del grupo y una lectura grupal de la dramatización realizada por un protagonista. Integración del psicodrama con otras líneas teóricas.
El psicodrama se originó como un método de acción grupal. Los miembros del grupo en psicodrama expresan eventos de sus vidas utilizando cinco instrumentos principales. El escenario proporciona un espacio flexible para la libertad de experiencia y expresión. El director de psicodrama actúa como consejero, productor y analista, ayudando al grupo a construir un ambiente donde el cliente pueda experimentar libremente con la ayuda de los otros miembros del grupo. Los auxiliares ayudan al director y al protagonista en la guía y exploración de su mundo, representando a las personas reales o imaginadas y los aspectos contenidos en ella. La audiencia puede ser una caja de resonancia de la opinión pública o tema del drama. Pueden ayudar al protagonista o pueden ser asistidos por el drama retratado (Moreno, 1953/1993).
La Terapia Cognitiva del Comportamiento se originó inicialmente principalmente como terapia de conversación para individuos con problemas psiquiátricos. Es un proceso colaborativo entre el paciente y el terapeuta que emplea técnicas conductuales y verbales para examinar las cogniciones del cliente, desafiar creencias inútiles y proporcionar habilidades que promueven un procesamiento cognitivo más adaptativo (Beck y Weishaar, 1989)
Espontaneidad, creatividad y realidad suplementaria
La espontaneidad, la creatividad y la realidad suplementaria son tres construcciones intrigantes propuestas por Moreno.
Moreno: El universo está lleno de los productos de la interacción espontaneidad-creatividad (Moreno, 1953/1993, p.11). La realidad suplementaria es un enriquecimiento de la realidad por las inversiones y el uso extensivo de la imaginación (Moreno 1965, citado en Moreno et al., 2000, p.2).
Crucial para la perspectiva teórica de Moreno el principio de la espontaneidad. "La raíz de la palabra" espontaneidad "y sus derivados es el latín sponte, que significa" de libre albedrío” diferenciándolo claramente de la impulsividad, con lo que a menudo se confunde. Define la espontaneidad como la capacidad de satisfacer cada nueva situación con adecuación y desarrollar nuevas respuestas a situaciones antiguas (Moreno, 1946/1977, p. Señaló que "el ajuste exitoso a una pluralidad de ambientes requiere una composición flexible y espontánea de la personalidad" (Moreno, 1953/1993, p.193).
La imaginación humana fluye libremente y el grupo puede crear cualquier cosa o cualquier situación. La realidad excedente "es un mundo que nunca pudo haber sido ni puede ser, pero es absolutamente real" Nuestra capacidad de soñar, crear, imaginar es una cualidad que nos hace humanos. Esta capacidad ha dado lugar a la pintura, la escultura, la arquitectura, el teatro, la danza, la música y otras artes. Es una cualidad que ha permitido que la ciencia y la tecnología, y dio lugar a la humanidad que habitan con éxito en el mundo. El proceso de imaginar y participar en algo que nunca ha existido o sucedido antes. Es altamente valorado en Psicodrama; Denominada "realidad sobrante", se aprovecha de su potencial curativo.
CALENTAMIENTO, CALDEAMIENTO O WARM UP
Las técnicas de psicodrama funcionan para aumentar el calentamiento del protagonista, aumentando la capacidad de estar presentes, intensificando pensamientos y sentimientos y permitiéndoles actuar con espontaneidad. Siguiendo las pautas de Moreno (Moreno & Moreno, 1969 / 1975b, p.235) y facilitando un calentamiento desde las cuestiones más superficiales a las más destacadas, se asiste al trabajo grupal e individual a niveles cada vez más profundos. Considerar el calentamiento y desarrollar habilidades de calentamiento es útil para el terapeuta de la TCC. Beck señaló que "el cambio sólo puede ocurrir si el paciente está involucrado en la situación problemática y experimenta excitación afectiva" (Beck y Weishaar, 1989, pág. Un calentamiento adecuado ayuda al cliente a acceder a los pensamientos, sentimientos y comportamiento más profundos relacionados con la preocupación actual, así como a facilitar la accesibilidad de las cogniciones cargadas emocionalmente
ROLES, MODOS DE ESQUEMA Y PERSONALIDAD
Moreno: El papel es la forma de funcionamiento que el individuo asume en el momento específico en que responde a una situación específica en la que están involucradas otras personas u objetos.
Beck: Los modos se conciben como unidades estructurales y operacionales de la personalidad que sirven para adaptar a un individuo a las circunstancias cambiantes. Los modos consisten en una combinación de sistemas cognitivos, afectivos, motivacionales y conductuales (Beck, 1996, p.19).
Uniéndose al juego de los niños, Moreno notó probando diferentes maneras de ser y de reaccionar unos a otros ya los adultos que los rodeaban. Planteó las semillas para la teoría de roles, "un cuerpo de conocimiento asociado con el funcionamiento interactivo de los seres humanos", que otros han desarrollado desde entonces. Los roles tienen un componente de acción, sentimiento y pensamiento. Moreno los hace centrales para el desarrollo de la personalidad; El yo es un sistema de roles que interactúan). Según Moreno, un adulto sano desarrolla un amplio repertorio de roles, tiene suficiente espontaneidad para desarrollar nuevos roles o generalizar roles antiguos a nuevas situaciones y es capaz de reaccionar con flexibilidad en muchas situaciones diferentes. Los roles descritos por Moreno son similares a los modos de esquema descritos por Beck, quienes conceptualizaron los modos de esquema como los "componentes básicos de la personalidad". La similitud entre roles y modos de esquema no es coincidencia. El influyente teórico George Kelly tomó prestadas ideas de Moreno), y Beck fue a su vez influenciado por Kelly.
·                     TÉCNICAS ÚTILES EN EL CALDEAMIENTO SIN ACCIÓN DRAMÁTICA
Existe un sinnumero de ténicas, claramente combinadas con otras variables, que permiten que un grupo tenga una mejor preparación antes de intervenir en la sesión. En el ámbito psicoeducativo, proyectar o brindar un concepto del tema es suficiente para que en los alummnos despierte el recuerdo, la evocación, o el ligamento de conceptos sueltos a la vez, sin embargo, cuando buscamos profundizar en la psique de una persona, se requiere de una preparación mucho más sutil. En este caso, la fase de caldeamiento recae en que el uso de recursos de dramatización y no dramatización. Aunque muchos piensen que la fase de caldeamiento con dramatización está mas ligada al concepto en si y a sus particularidades generales, la fase no dramatización permite ser mucho más explorativo si se lleva a cabo de una forma efectiva.
·         Presentación de sí mismos
En esta técnica, el director de grupo hará algo sumamente importante. Le pedirá a cada uno de los representantes que se ponga de pie, se presente y mencione de manera ligera que temas desea, o va a tratar, durante la sesion actual y durante las posteriores si así lo requiere.
Hay que tener en consideración que si estas personas permanecen sentados mientras se presentan, hablan mucho, o realizan cualquier tipo de accion que involucren o lleven al grupo a no comprometerse, el trabajo no se dará de forma efectiva, ni eficiente.
·         Presentación no verbal
Si el especilista se da cuenta de que está trabajando con un grupo pasivo, optará porque cada uno d elos representantes se presente de manera no verbal, es decir mediante señas, mimicas, que permitan descubrir cual es su nombre y el sentimiento que está teniendo en ese momento.

·         Presentación tomando el lugar de un familiar o amigo
En esta ténica, el representante tomará el papel de un amigo o familiar y se presentará asimismo pero utilizando todos los manerismos que otra persona tiene.
Aquí el grupo podrá hacer preguntas a la persona que está adelante de la persona que está presentando.
·         Presentación de sí mismo por medio de una persona que no le quiere
Tiene la misma metodología que la técnica anterior solo que esta vez, en reemplazo de que sea un amigo o familiar, será una persona que no lo quiera. Esta vez la persona hablará de si mismo como si fuera esta persona y puede explayarse hasta no poder más. Si el grupo tiene como fundamentación de trabajo una situación conflictiva parecida, la representación tendrá mucha relevancia puesto que prepara a la persona como un yo auxiliar.
·         Presentación por expresiones emocionales
 Se le pide a uno del grupo que, de forma espontanea, exprese como es que se siente. Una vez hecho esto, se le pedirá ahora que exprese una persona con respecto a el sobre como se siente. Ojo, debe ser una persona que lo quiera. Por consiguiente se hará lo mismo, sin embargo, esta vez será desde una perspectiva diferente puesto que ahora lo hará representando a una persona que no lo quiere.
·         Sociodrama en acción
 Tecnica a poco de ser considerada como clásica. Se divide al equipo en grupos de trabajo y, mediante el intercambio d einformación, cada gurpo hara la representación de la elección que han hecho de todas las escenas.
·         Presentación de un miembro del grupo
 Variante de la técnica anterior, permite una mayor cohesión al grupo y sirve de entrenamiento a los Yo es auxiliares. De nuevo se le pide al grupo que se ponga de pie y circule en silencio haciendo contacto visual y/o de manos con diversos miembros del grupo y que tomen conciencia de cómo se sienten al hacer ese contacto con otros y quiénes les inspiran mayor confianza o a quién quisieran conocer mejor. Acto seguido, el director pedirá a cada uno que escoja a la persona que más confianza le inspire o a quien quiera conocer más personalmente. De esta manera, quedarán formados muchos pares.
·         Presentación por medio de dibujos
 Esta técnica se usa mucho con niños y personas de formación muy intelectual y rígida que sólo saben expresarse con palabras. Ofrecemos a todos los miembros una caja de pinturas de diferentes colores y hojas de papel en blanco, y les pedimos que hagan un dibujo abstracto que expresen quiénes son y cómo se sienten. Cuando hayan terminado se ponen todos los dibujos en el suelo para ser inspeccionados por el grupo.
 Otra variante de la presentación de dibujos es que cada uno hace un dibujo que exprese algo de lo que él es o que lo represente simbólicamente, y sobre él escribe, con los colores que quiera, tres o cinco cualidades que le enorgullecen y uno o dos defectos que le disgustan. De esta forma, cada uno va tomando conciencia de lo que es, de sus buenas cualidades de y de algunos defectos sobre los que puede trabajar durante la sesión.
·         Esculturas
 Se usa la técnica de esculturas para promover la espontaneidad y creatividad del grupo, quitar rigidez y darse cuenta de la confianza que cada uno tiene en sí mismo y en los demás. Además, el director puede ir formándose una idea de la problemática que cada individuo proyecta de manera indirecta. Puede hacerse de tres maneras
·         Ejercicios bioenergéticos grupales
 Ejercicios corporales tomados de la Bioenergética y de la psicología humanista, ayudan a descansar al grupo del agotamiento emocional, movilizan y energetizan el cuerpo e incrementan la interacción e integración de todo el grupo. Algunos ejemplos propuestos son:
9.2. TÉCNICAS ÚTILES EN EL CALDEAMIENTO CON BREVE ACCIÓN DRAMÁTICA
Dentro del psicodrama hay una infinidad de tecnicas qué podrian utilizarse para el caldeamiento, preparación o calentamiento de un invididuo o grupo antes de entrar a la dramatización o desarrollo de la sesión de psicodrama. Este conjunto de técnicas preparan de manera mental y física a la persona para que se obtenga como resultado una acción mucho más profunda, organizada, de forma que el paciente actue de manera voluntaria y que se explaye redundando en la profundidade y que puede darse, incluso en una acción dramática de carácter breve. Claramente esta dramatización no releva la dramatización central y sirve como una guía básica para que el paciente tenga noción de que es lo que se quiere hacer y hacia donde se quiere llegar. Estas técnicas resultan, de cierta forma, fundamentales para el desarrollo de la sesión, puesto que centra y concientiza a la persona para que actúe de forma espontánea, donde fomenta la imaginación y la persona pueda, o sea capaz de crear algo como preparación. Las ténicas de caldeamiento, junto a la dramatización y los comentarios suelen tener una duración de una a dos horas en promedio, puesto que resulta algo extenso y dificil de concretar, más incluiso si se trata del primer trabajo con el grupo. Es importante que para que el caldeamiento por dramatización funcione, debe existir la conexion del paciente, o grupo, con todo el proceso interno, con el yo, con los recuerdos, con las imagenes, con las sensaciones, y que exista un flujo de salida (dramatización), que le permita al sujeto exponer de forma correcta y clara (para el trabajo del especialista) lo que intenta expresar.
Dentro de estas técnicas podemos encontrar las siguientes:
·         La personificación
La personificación como técnica consiste en que el especialista le va a pedir al grupo d etrabajo que idealice un personaje, ya sea real o foicticio, que esté presente o no, y que lo represente mediante la actuación durante un intervalo de tiempo establecido por el especilista. La persona deberá copiar exactamente todas las acciones que caractericen a este personaje de la forma más semejante posible. Si la dramatización resulta muy fofa, suelta, la partcipacion de la persona no se descarta, sin embargo, se intentan buscar alternativas para que esta persona pueda conectarse con el grupo. Con este ejercicio, y mediante la proyección porque la eleccion del personaje tambien se fundamenta en eso, mostrará al espectador de que manera es que tiene idealizado cumplir con sus objetivos.
·         Tienda mágica
Esta técnica empieza de forma sencilla. En un primer momento, el especialista pone en manifestacion de que ba a abrir una tienda mágina, es decir, un sitio donde no se vendan cosas convencionales como arroz, leche, huevos, detergente. Al contrario, se venderán cosas abstractas como amor, paz, esperanza, lo que las personas desean alcanzar. Claro que, esta técnica es efectiva porque lo que el personaje desea comprar refleja aquello que busca y siempre, siempre, se podrá obtener en la tienda. La condicion de poder comprar todo esto es que las personas ofrescan  algo personal a cambio, por ejemplo intercambiar exito por horas y horas de trabajo duro. A final de cuentas, los espectadores podran decirle a la persona que ofrece si aquello que da es suficiente para poder conseguir lo que quiere comprar. Esta tenica tambien busca generar conciencia de parte de una vista o perspectiva ajena, colectiva.
·         Dramatización de una historia o una fábula
Está tecnica es muy sencilla y se trabaja mas que todo con niños puesto que se trata de fábulas. sin embargo, Moreno no desclasifica o imposibilita el criterio de poderlo trabajar efectivamente con adultos. Esta técnica consiste en que la persona escoja una historia que más le guste y la recite. acto siguiente, se formarán un grupó de actuación donde la persona que redactó la historia hará de director y el resto de grupo actuará bajo las órdenes del que dirije la escena. Esto ayudará a que las personas logren trabajan en equipo, se conecten como uno solo.
·         Monodrama
Esta técnica resulta muy compleja. En un primer momento, el especialista le pide al grupo que se ponga de pie y de manera rápida, que salga una persona y represente el mismo una situacion conflictiva. Aquí resalta algo importante y es que la misma persona dle problema debe representar todos los papeles que tiene aquella situación conflictiva. En un promer momento representará que es lo que se dio de manera real y en un segundo momento representará que e slo que quiere que se de. Como sería la solución o la situación esperada que sirviera como una base para la persona que sale a dramatizar. Debe ser corto, breve. La participación del grupo está censurada, sin embargo irá saliendo uno por uno hasta que, al final de cuentas, aquella persona que estuvo más involucrada con el trabajo sea elegida para iniciar con la dramatización.
·         Títeres
Técnica sencilla y utilizada generalmente por los títeres que se utilizan en las manos o cualquier otra especie de titeré con los que el especialista pueda trabajar y moverlos a completa libertad. En este apartado, los títeres representarán la situacion conflictiva y, cuando sea con niños, el impacto será mucho mayor. Cuando es con adultos, las personas que son tímidas podrán expresar sus problemas mediante la exposicion de objetos complementarios.

·         Representación de animales
La presentación de animales es muy similar a la técnica de los títeres. En este caso cada niño escogerá ser un animal y, en un escenario amplio que puede ser un salon de clases, cada uno de los niños lo imitará a un animal de su conveniencia. Esto permitirá más que la liberación de energía, visualizar la perspectiva que tiene cada niño y los rasgos de comportamiento que distinguen a unos de otros. No existe la clasificación por lo que si un niño decide ser un metapod, es decir, un capullo (considerado como un animal), puede hacerlo.
·         Caldeamiento por medio de dobles

Esta ténica resulta muy efectiva puesto que cambia la comunicacipon con otras personas. En primer lugar se formaran grupos de tres, cuatro, o cinco personas, dependiendo de la extensión de los grupos de trabajo, en donde cada quien contará una situacion que desee comentar, sea buena o mala. El primer grupo se conformará dependiendo de la afinidad que tiene cada persona. Por consiguiente, y de manera efectiva, cada uno de los participantes cambiará el rol y se integrará en otro grupo llevando o representando un problema que haya escuchado, siempre de manera personal.