PSICOLOGO ALVARO SILVA.

23/7/16

Psicodrama

¿Qué es el Psicodrama? 

El psicodrama es la primera psicoterapia de grupo y surge como tal, creada por Jacob Moreno la cual además tiene elementos provenientes del teatro, la psicología y sociología.

 El modelo psicodramático  es además un  modelo integral al considerar lo corporal, emocional, psíquico, social y cultural en su proceso de concepción teórica.En la actualidad se ha constituido como un modelo psicoterapéutico que no solo apuesta  por la cura psíquica de los pacientes sino que va más allá,  direccionando hacia el desarrollo humano al favorecer el desarrollo de características de vital importancia como la creatividad y  espontaneidad, considerando al  actual mercado educativo y laboral se ha desarrollado en base a competencias y  tienen un alto valor agregado en los miembros en los procesos aprendizaje y de recolocación laboral.


Al respecto, Birkenbihl[1] menciona que los éxitos de Moreno procedentes del hecho de que los juegos de roles pueden permitir  a los actores comprender el comportamiento de  otros, lo que  animo a otros psicólogos a aplicar este método para la formación de managers en todos los niveles. Se alcanzó el mayor éxito con el grupo de los supervisores, es decir, de los managers del nivel operativo que ejercen una acción directa sobre un gran número de empleados. Birkenbihl menciona además que La institución que ocupa el primer puesto en la aplicación de estos métodos es el Harvard  Business School (Cambridge, Mass., EE.UU.). Se puede afirmar, sin exagerar, el juego de roles se ha constituido como una de las contribuciones más importantes para la formación industrial en los EE.UU y hay  que lamentar que se utilizan demasiado poco estos medios pedagógicos en la formación en otros países, pese a la existencia de una amplia bibliografía sobre los métodos y los objetivos del juego de roles.

El entrenamiento de roles profesionales ha de centrarse: primero en el conocimiento acabado del rol y su estructura funcional, luego en el del rol complementario y las interacciones posibles que pueden presentarse durante su vinculación, y por último en la incidencia del contexto en su desempeño. Además del rol  a desarrollar  se van a considerar los aspectos intelectuales yoicos y emocionales del sí mismo psicológico relacionados con el ejercicio de dicho rol. Es decir,  que el foco de atención será el rol y en función de éste se considerarán los otros aspectos concomitantes[2].

Aprendizaje de roles
Rojas-Bermúdez[3] menciona que esta modalidad trabajo psicodramática se centra en un rol a desarrollar, se encuentra más próxima a lo pedagógico que a lo terapéutico. Lo terapéutico es, en este caso, el tratamiento de las dificultades de aprendizaje en relación al rol en cuestión. Por ejemplo, un paracaidista con miedo a las alturas. En este caso su temor va a ser tratado dentro del marco específico de su profesión, sin ahondar en su estructura ni en sus orígenes. Si dentro de este encuadre no se obtienen resultados positivos se debe indicar el psicodrama para su tratamiento, en un encuadre terapéutico.
El aprendizaje de roles es muy utilizado para el desarrollo del rol profesional (médico, psicólogo, gerente, etc.) Una vez terminada la formación teórica. Su importancia y utilidad reside en que el protagonista, al verse enfrentado con situaciones simuladas que debe resolver, se ve abocado a la integración de sus conocimientos en función de una tarea determinada (la que se está dramatizando). Se trata, pues, de una integración funcional.
Así como el aprendizaje de roles hay una cierta labor terapéutica, en el psicodrama y el sociodrama también hay un cierto grado de aprendizaje, que se manifiesta en el desarrollo de los roles sociales.

Aplicación a desarrollar:

Psicodrama público o Sociodrama

Aquí, el sujeto de la psicoterapia es un grupo preformado, que se presenta al director ya articulado como tal, y que tiene cierta convivencia y roles complementarios entre sí. Es decir, habrá un conocimiento previo entre sus miembros y una configuración grupal ya establecida.
El objeto del sociodrama en la resolución de conflictos vinculares entre los miembros del grupo. Se trabaja psicodramaticamente con el vínculo y con los factores de personalidad directamente involucrados en el mismo. El foco de atención se centra en los vínculos y roles complementarios compartidos por los integrantes de la pareja o grupo (educativo, laboral, de convivencia, familiar) durante su convivencia habitual. Esto significa que el director debe limitarse a ellos, tanto durante la exploración como en el proceso terapéutico.
Si, por ejemplo, se está trabajando en los conflictos presentados por un grupo que comparte lo laboral (como los residentes hospitalarios) los problemas exclusivamente individuales que no atañen a la vinculación grupal (conflictos familiares, sexuales, etc. de cada integrante) se dejarán de lado en este encuadre, a pesar de que el director pueda percibir su incidencia en las relaciones actuales, en cuanto que el grupo sociodramático pueda ser una manera de eludir el centrarse los conflictos interpersonales o institucionales que están ocurriendo en relación a dicho grupo[4].


El psicodrama de orientación pedagógica[5] se caracteriza porque solamente va a abarcar los roles de educador y  alumno, excluyendo los roles tradicionales del psicodrama terapéutico. Sin embargo se   va a trabajar con cinco elementos clásicos:

Protagonista. Evidentemente este rol será asumido siempre por el alumno, el cual será elegido a través intervenciones verbales o corporales y que aporten expectativas que engloben las expectativas grupales. Su importancia en el psicodrama pedagógico va a radicar que cuando se elige equivocadamente a un protagonista esto nos puede llevar a dramatizaciones pobres o ampulosas y por ende a un fracaso rotundo. Cada protagonista tiene su tiempo, sus imágenes, un sello esencial. Con todo ello y con él aporta el resto de los alumnos, el profesor-director arma las diversas secuencias.

Audiencia. Está conformada por los alumnos que no intervienen directamente en la dramatización pero que sin embargo están expectantes y atentos a lo que sucede en el escenario. Romaña citado por Noseda refiere que la audiencia pasiva que es el eco o la caja resonancia de lo que ocurre en el escenario. El trabajo con alumnos adultos posee otras características; con ello la tarea se facilita ya que la actitud general es más interesada y focalizan fácilmente la tensión. En relación a la ubicación se menciona que es de suma utilidad la posición circular, es decir los alumnos se colocan alrededor del escenario con lo cual se logra un mayor nivel de calidez.

Director. Este rol o lo va a desarrollar el maestro o profesor que dicta habitualmente la materia, y las funciones específicas son las de todo director de psicodrama: Caldera la audiencia, detecta el protagonista, organiza las diferentes secuencias, percibe los posibles roles a jugar y coordina los comentarios posteriores a la dramatización.

Yo- auxiliar. Este rol lo va a desarrollar profesores o coordinadores de aula, sin embargo señala Noseda que dicho rol no es constante ya que sería imposible pedirle a un profesor que nos ayude permanentemente siendo este cargo ad-honorem.

Escenario. Previa a la dramatización, el director y la audiencia acuerdan el lugar sobre lo cual se desarrollará la acción psicodramática; la delimitación física es muy importante porque dentro de ese espacio todo será " como si" sucediera realmente. Los alumnos allí jugarán innumerables roles, infinitas situaciones, fantasías y realidad tendrán la chance de mezclarse o disociarse, el conocimiento tomará mil formas y sugerirá corporizaciones, afectos, dudas. Es necesario entonces remarcar con nitidez el lugar donde se escenificará para que todos sepamos donde es el  comienzo de este mundo y donde es su fin.[6]


Psicodrama la primera psicoterapia de grupo en gestarse como tal
Psicodrama - Terapia de Grupo


[1] Birkenbihl: Aprender a dirigir “ Train the trainer”, 1981 Pp.190
[2] Dalmiro M. Bustos y Elena Noseda: Manual de psicodrama Pp 334
[3] Rojas-Bermúdez, J. Teoría y  técnica psicodramáticas, 1997. Pp. 109
[4] Rojas-Bermúdez, J. Teoría y  técnica psicodramáticas, 1997. Pp.102
[5] Bustos, D. y Noseda E. Manual de Psicodrama en la Psicoterapia y la Educación. Pp 296-311

[6] Dalmiro M. Bustos y Elena Noseda: Manual de psicodrama Pp 296-311

Psicologo Alvaro Silva

Psicologo Alvaro Silva
Terapia Individual y de Pareja