PSICOLOGO ALVARO SILVA.

17/7/16

Autoestima en la pareja

Es importante la autoestima desarrollada de manera individual en ambos miembros de la pareja para que esta como relación tenga una autoestima positiva

Autoestima individual, en la pareja y familia, lo que pocos vigilan


Al respecto Virginia Satir en su libro Peoplemeaking refiere:

La autoestima es un concepto, una actitud, un sentimiento, una imagen, y su materialización en la conducta.

...  Mucho tiempo después, cuando las personas me hablaban de sí mismas (de si se sentían llenas o vacías, sucias, o "agrietadas") recordé aquella vieja olla. Hace muchos años, tenía en mi consultorio a una familia que se debatía por encontrar las palabras justas para expresar cómo se sentía. Me acordé del caldero negro y le relate su historia. Rápidamente, los miembros de la familia se pusieron a hablar de sus "calderos" personales, de si contenían sentimiento de autoestima o de culpabilidad, de vergüenza o de inutilidad. Más adelante, me confesaron lo útil que les había resultado la metáfora.

... La autoestima en la capacidad de valorarse a uno mismo y de tratarse con dignidad, amor y realidad. Cuando alguien es querido, está dispuesto a cambiar. Nuestros cuerpos no son distintos. Durante muchos años me he dedicado a la educación infantil, tratando con familias de todas las clases sociales, conociendo personas de todas las opciones vitales; a partir de todas las experiencias cotidianas de mi profesión y de las vivencias personales, estoy seguro de que el factor determinante en lo que ocurre dentro de las personas como entre las personas en la autoestima. (Los temas personales).

La integridad, la sinceridad, la responsabilidad, la compasión, el amor y la aptitud: todos emanan sin inconvenientes de quienes poseen una autoestima alta. Sentimos que somos importantes, el mundo es un lugar mejor porque estamos aquí. Tenemos fe en nuestra aptitud. Somos capaces de pedir ayuda a los demás, pero creemos que podemos tomar nuestras propias decisiones y, finalmente, somos nuestro mejor recurso. Al valorar nuestra autoestima, estamos preparados para ver y respetar el valor de los demás. Y yo habíamos confianza y esperanza. No tenemos normas que se opongan a nada de lo que sentimos. Sabemos, además, que no tenemos que actuar ante todo lo que sentimos. Podemos elegir. La inteligencia erigen estas acciones. Nos aceptamos tal como somos, como seres humanos.

Las personas vitales suelen sentir que tiene en su interior lleno la mayor parte del tiempo. Cierto, todos pasamos por momentos en los que echaríamos todo por la borda sin pensarlo dos veces, momentos en los que sentimos que el cansancio no supera y que el mundo nos ha defraudado demasiadas veces seguidas y muy rápidamente, cuando los problemas de la vida, de repente, nos parecen mucho mayores de lo que somos capaces de afrontar. Sin embargo, las personas vitales afrontan estos sentimientos temporales de vacío como lo que son: que si momentáneas. Éstas crisis podría muy bien ser los dolores de parto de una nueva oportunidad. En tales momentos, podemos sentirnos incómodos, pero no tenemos por qué escondernos. Sabemos que podemos emerger íntegros de la situación de crisis.

Cuando las personas sienten que apenas tienen valor, esperan que se las engañe, que se las dice y se las desprecie. De este modo, se les abre la posibilidad de convertirse en víctimas. Al esperar lo peor, están invitando a que ocurra y, por lo general, lo consiguen. Para defenderse, se esconden detrás de una pared de desconfianza y se hunden en una terrible combinación de soledad y aislamiento. De este modo, alejadas de los demás, se vuelven apáticas, indiferentes para consigo y para con los que la rodean. Les cuesta mucho ver, o ir o pensar con claridad y, por lo tanto, tienden a pisar y despreciar los demás. Quienes se sienten así erigen unos gigantescos muros psicológicos tras de los que se ocultan; después se defienden negando que lo hayan hecho.

El miedo es una consecuencia natural de esta desconfianza y aislamiento. El miedo nos constriñe y ciega; nos impide arriesgarnos a probar nuevas formas de solucionar nuestros problemas. Bien al contrario, nuestra conducta termina por ser cada vez  mas una  derrota personal. (Por cierto, el miedo siempre es por algo futuro. Me he fijado en que, en cuanto una persona es así aquello que le provoca miedo en el presente, ese temor desaparece.)

Cuando quienes constantemente tienen sentimientos de vacío experimentan una derrota, suelen colgarse del rótulo el fracaso. "No valgo nada, de lo contrario, todas estas terribles cosas no me estarían pasando": a menudo este la respuesta interior que se dan. Después de unas cuantas reacciones de este tipo, la persona vulnerable a las drogas, el alcohol u otras evasiones de la realidad.

Estar deprimido no es lo mismo que tener un vacío interior. Tener un vacío interno, básicamente, significa que, cuando uno tiene sentimientos no apreciable, o intenta comportarse como si dicho sentimiento no existieran. Es preciso tener una gran autoestima para reconocer que se tienen sentimientos de perdedor.

También es importante no olvidar que las personas que tienen una gran autoestima también pueden deprimirse. La diferencia reside en que las personas que se sienten deprimidas no se auto etiquetan como insignificantes ni hacen ver que su estado de ánimo es el contrario. Tampoco proyectan sus sentimientos en un tercero. Estar deprimido, de vez en cuando, es natural. Es muy distinto condenarse a uno mismo o considerar ese sentimiento homo un estado humano al que es preciso hacer frente., De frecuencia te pediré que te fijes en este proceso de hacer frente.

Estar deprimido y no admitirlo es una forma de mentirse a uno mismo y a los demás. Menospreciar los propios sentimientos de esta forma tiene una relación directa con el desprecio y lo mismo; y, así, uno según demás en el Estado de vacío. Gran parte de los ocurre se deriva directamente de nuestra actitud puesto que se trata de actitudes, se pueden cambiar.



 
La importancia de la autoestima positiva en la relacion de pareja
autoestima en la pareja
LIMA, LIMA, Peru Jr. Hualcan 1565, Distrito de Lima 15301, Perú

Psicologo Alvaro Silva

Psicologo Alvaro Silva
Terapia Individual y de Pareja